CONDENADOS A LA MUERTE.

viernes, 2 de agosto de 2013

send email
print this page

Texas ejecutó la pena de muerte  de Estados Unidos



  La  ejecución de KimberlycCarthy es la número 17 en lo que va de año en Estados Unidos y la octava en Texas, donde se retomaron las ejecuciones en 1982 tras el levantamiento de una moratoria impuesta por la Corte Suprema de Justicia.

Jesús Silva R.
La condenada fue declarada muerta por inyección letal a las 18H37 (23H37 GMT) en la prisión Walls Unit en el estado sureño de Texas. (Foto: Archivo)
La ejecución número 500 desde el restablecimiento de la pena de muerte en Estados Unidos en el año 1976 se llevó a cabo este miércoles en el estado de Texas (sur), a Kimberly McCarthy, una mujer negra de 52 años culpable de homicidio.
La condenada fue declarada muerta por inyección letal a las 18H37 (23H37 GMT) en la prisión Walls Unit, informó el portavoz del Departamento de Justicia de Texas, John Hurt.
Desde 1976, se registran mil 337 ejecuciones en el país, de las cuales quinientas fueron en Texas, señaló la abogada de McCarthy, Maurie Levin.
McCarthy fue condenada a muerte por el asesinato de una señora mayor en 1997 durante un robo en el condado de Dallas. La pena de muerte se había suspendido en dos ocasiones, a finales de enero y a principios de abril, bajo la sospecha de discriminación racial durante la selección del jurado que la condenó, mayoritariamente blanco.
Sin embargo, la corte penal de Texas se negó a reexaminar el caso y ordenó la ejecución de Kimberley McCarthy, condenada a muerte en noviembre de 1998. La sentencia fue anulada en una apelación, pero confirmada en un segundo proceso que tuvo lugar en noviembre de 2002.
"Si hubiera un recurso posible, lo intentaría", dijo la abogada poco antes de la ejecución pero que por razones de procedimiento, los recursos no fueron nunca examinados a fondo.
En las afueras de la prisión, se encontraban unos 40 manifestantes a favor de la abolición de la pena de muerte y portaban pancartas con mensajes como "ejecutar la justicia, no a la gente", "los texanos contra los asesinatos del Estado".
Sobre los condenados a muerte en Estados Unidos, es notorio que viven un largo camino tras las rejas hasta que finalmente cumplen su sentencia de la pena capital. Lo normal es que pasen unos 13 o 15 años antes de que se ejecuten a los condenados.
La ejecución de McCarthy es la número 17 en Estados Unidos en lo que va del año, y la octava en Texas, donde se retomaron las ejecuciones en 1982, tras el levantamiento de una moratoria impuesta por la Corte Suprema de Justicia. Desde ese año, se han ejecutado a tres mujeres y otras ocho se encuentran en el corredor de la muerte.
Estados Unidos es uno de los países con mayor número de penas de muerte en el mundo. La última ejecución de una mujer fue en septiembre de 2010, con Teresa Lewis en el Correccional de Greensville (Virgina).
  • Texas, uno de los estados donde más personas son ejecutadas en Estados Unidos, hace públicas las despedidas de los presos condenados a muerte a través de una web.
  • Kimberly McCarthy, de 52 años, ha sido la última persona en recibir la inyección letal en el estado, que ya lleva 500 ejecuciones desde que la pena de muerte volvió a aplicarse en EEUU en 1976.

  • Sentenciada a muerteEsta mujer de 52 años ha sido la última persona ejecutada en el estado de Texas
"Mi único temor es Alá, el único dios, el que tiene el poder para decidir si debía vivir o morir. Desde que me convertí en musulmán he tratado de vivir como él quería que lo hiciera". Estas son las últimas palabras que Charlie Jr. Brooks, el primer condenado a muerte en Texas desde la vuelta de la pena capital a EEUU en 1976, dijo antes de recibir la inyección letal. El último aliento de un hombre negro, de 40 años, que fue condenado a muerte por el secuestro y asesinato de un mecánico en el condado tejano de Tarrant.
Las despedidas de todos lo condenados a muerte en el estado de Texas han quedado recogidas a través de una página web del departamento de Justicia del estado. La web, que ha recibido más de tres millones de visitas en el último año, ha recibido duras críticas por parte de abogados y asociaciones estadounidenses en la lucha contra la pena de muerte, ya que, según los activistas, vulnera la intimidad de los presos.
Texas es, junto con California, el único estado de EEUU que publica las últimas palabras y despedidas de sus condenados a muerte, y uno de los que más personas ejecuta. En total, 500 personas han recibido la inyección letal desde 1976. La última ha sido Kimberly Mc Carthy, un mujer de raza negra y 52 años acusada de asesinar a una anciana en 1997. Justo antes de recibir la inyección que terminaría con su vida el pasado 26 de junio, Kimberly sacó de su boca unas últimas palabras: "Solo quiero dar las gracias a todos los que me han ayudado estos años: al reverendo Campbell, mi guía espiritual; a Aarón, el padre de Darrian, mi hijo, y Maurie, mi abogado. Gracias a todos. Esto no es una pérdida, es una victoria. Sabéis a dónde voy. Me voy a casa para estar con Jesús. Mantener la fe".
Junto con la de Kimberly, más de 500 despedidas pueden consultarse en la página web. Estos son los pensamientos de los diez (contando a Kimberly) últimos condenados a muerte en Texas:
-Elroy Chester (ejecutado 499). Condenado a muerte por asesinato, violación y robo: "Dios ve todo. No me odies (a los familiares de sus víctimas). Si lo hace tendrá que lidiar con él más tarde. Lo siento por robarle a su ser querido... Elroy Chester no era un hombre malo. Mucha gente dice que no cometí esos asesinatos, realmente lo hice".
-Jefferey Demond Williams (ejecutado 498). Asesinó de un disparo en el pecho a un policía: "Tú payaso policía. ¿Vas a parar de dejar de asesinar a niños inocentes? Dios tiene un plan para todos. ¿Oyes? Quiero a todo el mundo que me quiere, pero no tengo ningún amor para cualquier persona que no me quiera".
-Carroll Joe Parr (ejecutado 497). Condenado a muerte por robo y asesinato cometidos en una tienda de comestibles: "Mi declaración al mundo: yo estoy en medio de la verdad. Estoy bien, estoy recto. A todos mis compañeros, les digo lo que dijo Arnold Schwarzenegger, "Volveré". Estos ojos se cerrarán, pero se abrirán de nuevo, Jesús me ha calado. A mi familia, os quiero".
-Richard Aaron Cobb (ejecutado 496). Secuestró junto con otro acusado a tres personas: un hombre y dos mujeres. Mataron al hombre, luego violaron a las mujeres para posteriormente dispararlas y tirar sus cuerpos en un prado: "La vida es la muerte, la muerte es la vida. Espero que algún día este absurdo al que la humanidad ha llegado tenga su final. La vida es demasiado corta... La vida es demasiado corta como para albergar sentimientos de odio y rabia. Eso es todo".
-Ronnie Paul Threadgill (ejecutado 495). Condenado por asesinar a un chico de 17 años de un disparo y robar un coche: "A mis seres queridos y amigos, os quiero a todos y os aprecio por estar ahí. Me voy a un lugar mejor. Para todos los chicos de vuelta en la fila, mantengan la cabeza arriba, seguir luchando. Estoy listo. Vamos".
-Rickey Lewis (ejecutado 494). Mató a un hombre y violó a su prometida: "Señorita Connie Hilton, siento lo que te pasó. Si no te hubiera violado, entonces no hubieras vivido... Yo no soy un asesino. Mi mamá recibió abusos. Lo siento por lo que has pasado... Pido al buen Dios que me perdone... Doy gracias al Señor por el hombre que soy hoy. He hecho todo lo posible para mejorar mi persona, para aprender a leer y escribir...".
-Carl Blue (ejecutado 493). Condenado a muerte por quemar viva a una mujer en 1994: "...Todos tenemos que estar delante de Dios al final del día. Nunca pienses que eres perfecto, ninguno de nosotros es perfecto. Dios es el único que es perfecto. Jesús es perfecto. Hice mal, ahora estoy pagando el precio más alto, a pesar de que es una forma retorcida. No juzgo, no te estoy juzgando. Dios tiene que juzgar a las personas. Yo perdono. Recuerde siempre, Romanos 12:19 es real, el infierno es real... Todos tenemos que morir para ir al cielo... Estoy hablando con todos y cada alma en este edificio, en esta habitación. Yo no odio a nadie... La ley de Dios está por encima de la ley. Espera. Vaquero, me estoy preparando para montar. Jesús es mi paseo... Amaos unos a otros, ir a la iglesia, cambiar vuestra vida por Cristo, vivir vuestra vida por Cristo. De acuerdo, guardián. Terella, lo siento nena, amor".
-Preston Hughes III (ejecutado 492). Violó y apuñaló a dos niños de 15 y tres años: "... Por favor, sé que soy inocente... Por favor, seguir luchando por mi inocencia a pesar de que yo me haya ido... Os amo. Adiós. Ok, guardián.".
-Ramón Hernandez (ejecutado 491). Acusado de secuestro, robo, violación y asesinato de una joven de 37 años: "¿Puedes oírme? ¿Alguna vez te he dicho que tú tienes los ojos de papá? Me he dado cuenta de eso en el último par de días. Lo siento por hacerte pasar por todo esto. Dile a todos que los amo. Me gustó ver a los niños. Los amo a todos, díselo a mamá, a todo el mundo. Me siento muy mal por todo el dolor. Dile a Brenda que la amo. A todo el mundo de nuevo en la fila, sé que estáis pasando mucho por ahí. Seguid luchando, no os rindáis".


Recomiendalo:

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
© Copyright 2012-2015 PeriodicoMacorix.com All Rights Reserved. Desing by MartinGraphStudio